Venezuela

La República Bolivariana de Venezuela está situada al norte de Suramérica. Es un país que ofrece muchas alternativas para satisfacer al turista más exigente; playas, montañas, llanos, desiertos y selvas ocupan el territorio nacional de una extensión de 916.445 kilómetros cuadrados. Limita al norte con el Mar Caribe, al sureste con Brasil y al suroeste con Colombia. Está formada por 23 estados y un Distrito Capital.

Tiene cinco aeropuertos con facilidades para la recepción de vuelos internacionales; una amplia red vial; alrededor de cuatrocientos hoteles turísticos de diversa clasificación y unos 1600 establecimientos tipo motel, hospedaje y posada.

Progresivamente se han ido incrementando las actividades turísticas de acuerdo a la variedad ambiental que el país ofrece.  El turismo científico y el de aventura se han acentuado tanto en las montañas como en las playas, ríos, cuevas, sabanas e islas.  

Mapa de Venezuela

Mapa de Venezuela

Además, Venezuela cuenta con 43 Parques Nacionales y 20 Monumentos Naturales.

Es un país caribeño, pero también andino, atlántico y amazónico. El Fondo Mundial de la Fauna Silvestre (WWF) ubica a Venezuela entre los seis países de mayor diversidad del continente americano. Más del 40% del territorio se encuentra bajo condiciones de Zonas Protegidas, Refugios y Reservas de Faunas, Monumentos naturales y Reservas Forestales.

La temperatura del país es muy variada, muy pocas veces se puede predecir; aunque es en Los Andes y lugares como la Colonia Tovar, Cubiro donde hace más frío. Los lugares más calurosos son principalmente Maracaibo, Caracas, Barquisimeto. El clima no presenta mayores diferencias de temperaturas medias mensuales. Las precipitaciones anuales determinan la existencia de dos estaciones: invierno (mayo-octubre) y verano (noviembre-abril). No obstante, se mantiene un clima templado.

En la hidrografía  de Venezuela resalta muchísimo el tercer río más largo de Suramérica, el río Orinoco (tiene 2200 Km de longitud).

Isla de Margarita

Isla de Margarita

Si decidimos visitar las playas tendremos muchas opciones, ya que de este a oeste, el país cuenta con 3000 kilómetros de playas. Gran parte de ellas se ubican dentro de áreas protegidas, como por ejemplo el Parque Nacional Mochima y el Parque Nacional Península de Paria (Estado Sucre), el Parque Nacional Morrocoy (Estado Falcón), y el Parque Nacional Henri Pittier (Estado Aragua).

El Caribe venezolano ofrece 311 islas e islotes. Destaca por su tamaño la Isla de Margarita, la mayor de las tres islas que conforman el Estado Nueva Esparta, y el Parque Nacional Los Roques, único conjunto de islotes coralino del Caribe Sur.

¿Sólo playas? No, también hay hermosas montañas que no podemos dejar de conocer. Venezuela posee variedad de relieves montañosos con diferentes tipos de clima, por ejemplo, la Región Andina en sus zonas más altas presenta nevadas (Pico Espejo de la Sierra Nevada).  Aquí se encuentra el Teleférico de Mérida, el más alto del mundo. En Caracas se encuentra el Parque Nacional el Ávila; esta montaña es el símbolo de la ciudad.

Teleférico de Mérida

Teleférico de Mérida

En el oriente destaca la belleza natural de la Cueva del Guácharo, en el Estado Monagas.  Hacia el sur del país, en el Estado Bolívar, destaca el Macizo Guayanés, y sus tepuyes, el Auyantepuy entre ellos, con su Salto Ángel, la caída de agua más alta del mundo.

Pero si de las alturas queremos viajar a lo más plano, podemos ir a los llanos. Esta es la región de tierras bajas, situada en la depresión central del país entre los Andes, la Cordillera de la Costa y el Macizo Guayanés (región de Guayana), con una rica variedad de fauna y flora. Grandes ríos atraviesan las extensas sabanas.

Río Orinoco

Río Orinoco

Y si queremos aventurarnos un poco más, podemos viajar a las selvas y sabanas. La Selva Amazónica, cubre casi un 20% del territorio venezolano, cuenta con ríos que conforman dos cuencas hidrográficas internacionales: Orinoquia y Amazonia. Ofrece hermosos paisajes, ya que es un extraordinario pulmón vegetal y una valiosa e inmensa reserva de agua dulce.  Además, es el hábitat de incontables especies vegetales y animales, así como el reservorio de cuantiosas riquezas minerales.   Alberga igualmente a varias etnias indígenas, cada una con su propia lengua y cultura ancestrales.

Entonces ¿Quieres conocer a Venezuela?

Visas: Para ingresar al país se requiere pasaporte vigente expedido en el país de origen, visa otorgada por un Consulado de Venezuela y/o tarjeta de turismo, y pasaje de ida y vuelta.

Vacunas: No se requieren vacunas especiales para ingresar al país. Aquellas personas que viajen a zonas selváticas o deseen mayor protección, pueden vacunarse contra la fiebre amarilla, malaria, y cólera, previa consulta médica.

La Gran Sabana

La Gran Sabana

Con toda esta riqueza y variedad gerográfica las costumbres y tradiciones venezolanas son también muy variadas. En Venezuela se establecieron las ciudades coloniales sobre los asentamientos de los poblados indígenas, quienes  asimilaron en cierta medida algunos valores de la cultura europea; sin embargo, conservaron su lenguaje, sus costumbres y tradiciones.  En consecuencia, esta mezcla cultural produjo un rico y variado pluralismo que en cada ciudad se manifestó de diferente manera.  La mezcla de los aportes culturales se reflejó en todos los ámbitos de la expresión humana: lenguaje, indumentaria, gastronomía, artesanía, etc.

Cada región tiene sus propias costumbres y tradiciones, teniendo la religión un papel muy importante.  La mayoría de las celebraciones están relacionadas con algún santo patrono de los diferentes pueblos, por ejemplo, las fiestas de San Benito en el Estado Zulia, la fiesta de San Juan en el Estado Aragua, los Diablos Danzantes de Yare en el Estado Miranda, la Feria del sol, la Quema de Judas, la Paradura del Niño en el Estado Mérida, entre otros.

Diablos de Yare

Diablos de Yare

Si de música se trata esta varía de acuerdo con la región, sus pobladores se identifican con sus respectivos estilos musicales. Destacan el Joropo en los llanos, oriente y región central. La gaita de furro y la tambora en el Zulia, el calipso en Bolívar, el tamunangue y el golpe en Lara. La fulía, la parranda y el merengue caraqueño, en la región central. El polo margariteño y el galerón  en Oriente, y el vals en Los Andes venezolanos.

La trayectoria de la artesanía venezolana, desde los primeros tiempos de nuestra historia hasta nuestros días, ha ido construyendo los rasgos distintivos de nuestra identidad como individuos y como colectivo. Con una marcada influencia de los pueblos indígenas, el venezolano ha desarrollado a lo largo del tiempo una muy rica y variada tipología artesanal, llena de creatividad y originalidad.  Es un conocimiento que se ha transmitido y perfeccionado de generación en generación. Se trabaja el barro para crear obras decorativas y utilitarias de las más variadas formas, texturas, acabados, colores. Se pueden encontrar diversas clases de vasijas, floreros, jarros, pimpinas, anafres, platones, budares, muñecas, etc.

Artesanía venezolana

Artesanía venezolana

Por otro lado, están las obras tejidas a mano o en telares, hamacas, chinchorros, mantas, ruanas, alpargatas, manteles, cestas de diferentes formas, tamaños y colores hechas con hojas de distintos tipos de palma: moriche, cumare, chiquichique, etc.

¿Y qué vamos a comer? En Venezuela, la cocina es el resultado de un proceso de transculturación que ha venido ocurriendo en el país desde la época de la Colonia hasta nuestros días. Cada estado tiene su plato típico, el chivo, por ejemplo, es representativo de los Estados Falcón, Zulia, Lara;  la pizca andina, del Estado Mérida; el casabe, los sancochos, las cachapas, del Estado Monagas. Sin embargo, el pabellón criollo (caraotas negras, arroz, plátanos, carne mechada) viene a ser el plato típico del venezolano, así como las arepas y la hallaca (que se come en la época navideña).

Pabellón

Pabellón

Por todas estas razones y muchas más, que solo se conocen a través de la experiencia, Venezuela resulta un destino turístico maravilloso no solo para turistas extranjeros, sino también para los mismos venezolanos.


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: